Subyugar

Subyugar:
1. Avasallar, sojuzgar, dominar poderosa o violentamente. 
2. Embelesar. Subyugar es una interesante voz que proviene del latín subiugāre -un verbo transitivo cuyo significado es «sujetar»: someter a obediencia, rendirse por debilidad a quien tiene poder…- Curiosamente, subyugar se transforma en sinónimo de «embelesar»en su segunda acepción: suspender, arrebatar o cautivar los sentidos… Como hace la belesa (planta que posee notables propiedades narcóticas)… “…Someter es reducir a la obediencia. Supone enseñoramiento, dominio; pero puede haber generosidad. Avasallar es casi hacer esclavos. Subyugar es hacer a los hombres bestias. El que somete a otro, le impone condiciones. El que avasalla, manda como amo. El que subyuga, manda como déspota. El que somete, triunfa. El que avasalla, impera. El que subyuga, oprime y envilece…”
Roque Barcia (1821-1885), filósofo, lexicógrafo y político español.

Tsukumogami

nuncalosabre.Tsukumogami

Los tsukumogami (付喪神, «Espíritu Artefacto») son una clase de yokai (criatura sobre natural) que representa objetos que han pertenecido a una familia durante generaciones, y que cobrarían vida después de haber cumplido los cien años de existencia. Cualquier objeto que tenga esta edad, puede convertirse en un tsukumogami, que son seres o espíritus sobrenaturales, y no, objetos encantados.Desde linternas de papel, hasta desgastadas sandalias de paja, se muestran bajo distintas apariencias: con ojos, dientes filosos, rostros cuasi-humanos, amigables, o bien horrorosos, todo depende del trato que la familia le ha dado a sus objetos mientras los ha conservado.

nuncalosabre.Tsukumogami

Aquellos objetos que han sido desechados, o descuidados, se vengarán de sus poseedores tomando formas terroríficas, o realizando bromas pesadas. Existen algunas ceremonias, como la de Hari Kuyō, (o “festival de las agujas rotas”), una ceremonia shinto que se lleva a cabo cada 8 de febrero, con el fin de celebrar el valor de las pequeñas cosas y de consolar a aquellos objetos que ya no se utilizan porque se han roto.

Existen gran variedad de tsukumogami que han sido ilustrados durante el período Edo, en su gran mayoría, por el artista Toriyama Sekien. Los más conocidos son las Bakezōri (o sandalias de paja), Biwa-bokuboku (laúd japonés), Chōchin’obake (linterna de papel), y muchos más.

Fotografía y ética

nuncalosabre.Fotografía y ética

La fotografía periodística es en ocasiones la más retadora y difícil, seguir a través de la lente los momentos más difíciles del ser humano, y componer en una sola imagen la historia que habla al mismo tiempo del individuo y de su realidad.

Después del terremoto de Haití recibimos una serie de imágenes del sufrimiento y la miseria de un pueblo que sufrió un desastre natural. Una de aquellas fotografías que impactó la escena internacional fue la del cadáver de la joven de 15 años Fabianne Cherisma que fue asesinada por la policía después de ser descubierta saqueado una tienda y robando dos sillas de plástico y unos cuadros enmarcados. Esta fotografía de Paul Hensen, fue elegida como la Mejor Imagen Periodística en los premios Swedish Picture of the Year.

La fotografía verdaderamente es impactante. El horizonte distorsionado por el lente y las dos figuras impávidas que cruzan a lo lejos. El muro destruido a la izquierda como el terremoto y el propio país. La niña vestida de rosa aferrada a sus cuadros con el rojo de la sangre aun fresca en la sien. Esta es una de aquellas imágenes impactantes que ayudan a entender lo que sufre Haití e incluso, porque no, a reunir donaciones para este país.

nuncalosabre.Fotografía y ética

Pero el impacto de esta imagen es doble cuando vemos la misma escena fotografiada por Nathan Weber. Esta imagen es más bien un documental sobre cómo se hace la fotografía noticiosa. El detrás de escenas que resulta en una imagen quizás más chocante que la anterior. Aquí los fotógrafos hacen más recuerdo a animales carroñeros que a los idealistas buscando la imagen perfecta. Los paparazzis del sufrimiento humano que se apiñan para mostrar escenas de dolor y sufrimiento.

¿Qué opinan de la ética detrás de esta fotografía? ¿Cuál escena es más chocante? ¿Cuál es más merecedora del premio?.

Vía: petapixel