Surrealismo Pop – Hsiao Ron Cheng

nuncalosabre.Surrealismo Pop - Hsiao Ron Cheng

Hsiao-Ron Cheng es un artista taiwanesa que vive y trabaja en Taipei. Realiza trabajos donde ilustra mundos de“complicadas” historias pobladas básicamente por criaturas infantiles. Artista digital, su obra aparece como una mezcla de pop surrealista pasado por el tamiz de su visión asiática, plagada de personajes femeninos y de la fantasía que proporcionan extraños sueños. Crueldad y fragilidad servidas al mismo tiempo, enfrentadas entre sí en una fusión de pura inocencia y la crueldad de la vida real.

nuncalosabre.Surrealismo Pop - Hsiao Ron Cheng

nuncalosabre.Surrealismo Pop - Hsiao Ron Cheng

nuncalosabre.Surrealismo Pop - Hsiao Ron Cheng

nuncalosabre.Surrealismo Pop - Hsiao Ron Cheng

nuncalosabre.Surrealismo Pop - Hsiao Ron Cheng

nuncalosabre.Surrealismo Pop - Hsiao Ron Cheng

nuncalosabre.Surrealismo Pop - Hsiao Ron Cheng

nuncalosabre.Surrealismo Pop - Hsiao Ron Cheng

nuncalosabre.Surrealismo Pop - Hsiao Ron Cheng

Pinturas hiperrealistas – César Galicia

nuncalosabre.Pinturas hiperrealistas - César Galicia

Este pintor madrileño, primero devenido en aprendiz de abogado, comenzó sus estudios en la escuela de Bellas Artes de de San Fernando de Madrid, para luego cruzar el gran charco; y perfeccionar su técnica en Estados Unidos. Hoy es considerado como uno de los artistas que más ha aportado al hiperrealismo americano.

nuncalosabre.Pinturas hiperrealistas - César Galicia

nuncalosabre.Pinturas hiperrealistas - César Galicia

nuncalosabre.Pinturas hiperrealistas - César Galicia

nuncalosabre.Pinturas hiperrealistas - César Galicia

nuncalosabre.Pinturas hiperrealistas - César Galicia

nuncalosabre.Pinturas hiperrealistas - César Galicia

nuncalosabre.Pinturas hiperrealistas - César Galicia

Zizek!

«Zizek!» Documental que explora la personalidad y obra del filósofo esloveno Slavoj Zizek, a la vez que revela su curiosa mezcla de psicoanálisis lacaniano, marxismo y crítica de la cultura pop. Nunca cansado de observar las paradojas que apuntalan la percepción de la realidad, poco quedará por teorizar en el transcurso del documental: ideología, creencia, revolución y amor. Tampoco teme volver la mirada hacia sí mismo, analizando su vida privada y contemplando su relación conflictiva con una fama creciente.

 

Catastoika

nuncalosabre.Catastoika

Guión / Dirección: Aris Chatzistefanou, Katerina Kitidi
Asesor científico: Leonidas Vatikiotis
Producción: Thanos Tsantas
Edición: Aris Triantafyllou
Música: Active Member, Ermis Georgiadis
País: Grecia
Año: 2012
Duración: 87 min.



Sinopsis:

Era por el principio de 1989, cuando el académico francés Jacques Rupnik se sentó en su oficina para preparar un informe sobre el estado de las reformas económicas en la Unión Soviética de Mijaíl Gorbachov. El término que usó para describir los últimos respiros del imperio era el de “Catastroika”. En la época de Yeltsin, cuando Rusia estableció probablemente el experimento de privatización más grande y con menos éxito en la historia de la humanidad, un grupo de periodistas de The Guardian dio un significado diferente al término de Rupnik. “Catastroika” se convirtió en sinónimo de la destrucción completa del país por fuerzas del mercado, la venta de la propiedad pública y la excesiva deterioración del nivel de vida de los ciudadanos. La unidad de medida de Catastroika era el desempleo, el empobrecimiento social, la baja expectativa de vida y la creación de una nueva liga de oligarcas que tomó el mando del país. Unos años más tarde, un esfuerzo similar de privatización masiva de la propiedad pública que se realizó en Alemania unida (se presenta como modelo para Grecia) era responsable de millones de desempleados y los escándalos más grandes en la historia de Europa.

Es esta misma “Catastroika” la que vendrá pronto por Grecia, la “última Unión Soviética de Europa”, como la llaman los diputados y los ministros del ex-gobierno “socialista” del país. Catastroika es la lógica secuela y continuación de nuestro primer documental “Debtocracy”, en el que se examinaron las causas de la crisis de endeudamiento en Grecia y en la periferia de Europa.
Sin embargo, Catastroika no es un virus que ataca sólo a los países que cambian radicalmente su sistema económico (como Rusia) o los países bajo una ocupación económica. En realidad, los ejemplos de privatización con menos éxito ocurren en poderes económicos que teóricamente pueden controlar las consecuencias negativas.
Catastroika se encuentra en Gran Bretaña en la era después de Thatcher, donde los ciudadanos fallecen en accidentes de la red ferroviaria privatizada. Se encuentra en el privatizado y liberalizado sector de correos holandés, donde se han quitado miles de puestos de trabajos y el cartero llega dos o tres veces por día. Se encuentra hasta en California, donde los ciudadanos se han quedado sin electricidad con la desregularización del mercado de energía.
Pero las consecuencias más graves y terroríficas ocurren en países que han caído en la trampa de entidades crediticias del extranjero y que están obligadas a proceder a privatizaciones masivas. La venta de la propiedad pública que se realiza en Grecia, ha sido probada varias veces en circunstancias similares. Los responsables de la venta de utilidades públicas en países de América Latina han trasladado sus oficinas a países de la periferia europea y los mejores de ellos visitan a Atenas los últimos meses.
El proceso es siempre el mismo: al principio, el gobierno, con la colaboración de los medios de comunicación masivos, empieza un ataque fuerte a los funcionarios. Los presentan como responsables de todos los males económicos del país. El mito de un sector público con demasiados funcionarios se basa casi siempre en datos manipulados de organizaciones que apoyan al gobierno y que se apoyan por el gobierno actual. Simultáneamente, algunas organizaciones públicas se dejan a propósito sin ningún apoyo, desesperando a los ciudadanos por su falta de eficiencia. El proceso acaba con la venta incluso de las organizaciones más rentables por un porcentaje mínimo de su valor verdadero.
El equipo de Catastroika viaja por muchos países en busca de imágenes, información y material sobre los programas de desregulación y privatización que se han realizado en el llamado mundo “desarrollado”. El resultado final de la investigación no es ni blanco ni negro. El “carácter social” del sector público contra una cara inhumana del mercado libre es tan simplista como las teorías de Milton Freedman sobre la necesidad de privatización hasta del aire que respiramos. Sin embargo, el caso de Grecia supera el debate simple y teórico sobre el papel del país en la economía.