Superheroes – William Wray

nuncalosabre.Superheroes - William Wray

El artista norteamericano William Wray estudió pintura en la Art Students League de Nueva York.
Wray combina habilidades tradicionales del realismo y la energía pura del expresionismo abstracto en una evolución constante para encontrar el equilibrio entre dos estilos aparentemente no relacionados. Se ha desafiado a sí mismo para crear una marca de expresionismo realista a la espera de tender un puente hacia el mundo habitualmente circunspecto del arte contemporáneo.

nuncalosabre.Superheroes - William Wray

nuncalosabre.Superheroes - William Wray

nuncalosabre.Superheroes - William Wray

nuncalosabre.Superheroes - William Wray

nuncalosabre.Superheroes - William Wray

nuncalosabre.Superheroes - William Wray

nuncalosabre.Superheroes - William Wray

Der Golem – Paul Wegener (1920)

nuncalosabre. Der Golem - Paul Wegener (1920)
Título: Der Golem

Dirección: Paul Wegener, Carl Boese
Producción: Paul Davidson
Guion: Paul Wegener, Henrik Galeen
Música: Hans Landsberger
Fotografía: Karl Freund, Guido Seeber
Protagonistas: Paul Wegener, Albert Steinrück, Lyda Salmonova, Ernst Deutsch, Hans Stürm, Greta Schröder
País: Alemania
Año: 1920
Género: Terror
Sinopsis
El conde Floriano decreta la expulsión de los judíos de Praga. Entonces, el rabino Loew crea un coloso de barro al que da vida mediante un conjuro. El rabino y el Golem visitan al emperador, para solicitar la anulación del decreto. Pero el gobernante se niega, tras lo que el palacio empieza a derrumbarse como castigo de los dioses. El Golem sujeta los muros, tras lo que el emperador se disculpa ante los judíos como agradecimiento. Pero antes de que el rabino destruya al coloso, su ayudante le ordena que mate a Floriano, quien como él, está enamorado de la hija del rabino.
Basada en la novela homónima de Gustav Meyrink sobre una célebre leyenda judía, Der Golem es toda una muestra del Expresionismo Alemán de los años 20. 
Se aprecia una estética oscura, lúgubre, casi gótica , muy parecida a la de «Nosferatu» de Murnau. Se adentra, al igual que aquélla, en la oscura psicología de los personajes, mostrándonos con maestría, las diferentes caras del horror, en un bello relato.

nuncalosabre. Der Golem - Paul Wegener (1920)
La cuidada iluminación y los soberbios planos del barrio judío, nos adentran más en este terrorífico cuento. Cada personaje esta perfectamente perfilado.
Los decorados son de una belleza increíble y son  una recreación magnífica del Ghetto de Praga. No sólo es eso,sino que le imprime un toque propio, lleno de curvas, con cornisas angulosas, en un entramado de calles laberíntico, que proporciona una sensación de agobio única.
La dirección es sublime, con un gran manejo de la cámara en cada uno de los cinco «actos» en que se divide. Se distingue mediante diferentes tonalidades, en un majestuoso blanco y negro, y mediante las diferentes perspectivas que el claro-oscuro de la luz,y sus efectos dramáticos pueden ofrecer. Así nos adentra más en ese mundo de leyenda y de terror que solo el ambiente de aquella época,nos puede reflejar.
La música es un elemento cuidado al milímetro, dotando de una especial atmósfera a todo su metraje, siendo una parte más fundamental, incluso, que los propios diálogos.
Obra maestra e imperecedera muestra del cine de terror más magistral que jamas se ha realizado… El de los grandes clásicos como «Nosferatu«,»El gabinete del Dr.Caligari» o éste «El Golem«.

Egon Schiele – Pintura erótica

nuncalosabre.Egon Schiele - Pintura erótica

Egon Leo Adolf Schiele (Viena 1890 – 1918) Su temática asume una altísima tensión emotiva en la sensualidad que se vuelve obsesión erótica, junto al tema de la soledad angustiosa. Schiele utiliza una línea cortante e incisiva para exprimir su propia realidad y para mostrar impetuosamente la dramática destrucción física y moral del ser humano. El color adquiere un valor autónomo, no naturalístico, resultando particularmente eficaz en sus muchas acuarelas y en sus diseños de alucinada tensión. Al igual que otros pintores austríacos de la época como Alfred Kubin y Oskar Kokoschka, el espacio se convierte en una suerte de vacío que representa la trágica dimensión existencial del hombre, en continuo conflicto entre la vida y la muerte y sobre todo la incertidumbre.

nuncalosabre.Egon Schiele - Pintura erótica

nuncalosabre.Egon Schiele - Pintura erótica

nuncalosabre.Egon Schiele - Pintura erótica

nuncalosabre.Egon Schiele - Pintura erótica

Max Schreck, El Fantasma del Cine

nuncalosabre.Max Schreck, el fantasma del cine
Friedrich Gustav Max Schreck (Berlín, 11 de junio de 1879 — Múnich, 20 de febrero de 1936), fue un actor alemán célebre por su papel protagonista en la película de F.W. Murnau, Nosferatu.

Biografía
Actor de teatro, trabajó en la compañía de Max Reinhardt, muchos de cuyos actores acabarían actuando en el cine. Debutó en la pantalla grande en 1920 con la película muda Der Richter von Zalamea, de Ludwig Berger, basada en la obra de teatro de Calderón de la Barca, El alcalde de Zalamea. En 1922 rodará Nosferatu y en 1923, Die Strasse de Karl Grune. Se sabe que su filmografía es más extensa, pero muchas de las películas en que participó se han perdido.

Estuvo casado con la actriz Fanny Normann. Schreck murió el 20 de febrero de 1936 después de un ataque al corazón.


La leyenda

La supuesta falta de información sobre su vida se une a la leyenda negra surgida alrededor del inquietante personaje que representa en la película, el Conde Orlok, un álter ego del Conde Drácula. El mito dice que el actor realmente era un vampiro, y que el director F.W. Murnau le pagó para que en la escena final de la película mordiera el cuello de la protagonista.

Esta leyenda sirvió de base a la película La sombra del vampiro, de E. Elias Merhige (2000), que narra el rodaje de Nosferatu, estelarizada por John Malkovich y Willem Dafoe. Dafoe fue nominado al Oscar por Mejor Actor de Reparto por encarnar a Schreck.

nuncalosabre.Max Schreck, el fantasma del cine

Otro rumor sugiere que Schreck (que significa «miedo» en alemán) es en realidad un seudónimo de Alfred Abel, actor de cierto prestigio que actuó, entre otras, en las obras maestras de Fritz Lang, El doctor Mabuse, de 1922 y Metropolis, de 1927.

Tales leyendas son, por supuesto, inverosímiles. No es cierto en absoluto que no se disponga de información suficiente sobre la vida de Max Schreck. La monumental biografía de Stefan Eickhoff (Max Schreck. Gespenstertheater, Belleville, 2009) aporta una cantidad ingente de datos sobre la dilatadísima carrera teatral y cinematográfica del actor berlinés.

En Batman vuelve, de 1992, Tim Burton le hace un velado homenaje, ya que el malvado que interpreta Christopher Walken se llama Max Schreck.


Contenido extra:

Nosferatu (1922): Elink / Subs
Más información y visualización de la película: JAROCHIN
La sombra del vampiro: Elink